Quiero ver cuajar, en oro, / los silencios de la tarde, / cuando el sol duerme en mi pueblo, / en sus piedras y en mi carne. (A.H.Q.)

Sendero de los Grabados Rupestres


Con una duración de 2 horas y una buena accesibilidad el sendero educativo de los grabados rupestres de Peñas Royas es un regalo para los sentidos, una explosión de color en plena naturaleza.
En primer lugar nos dirigiremos hacia el barrio de Peñas Royas por la carretera local que discurre paralela al curso del río Martín. Si hacemos el recorrido a pie podemos observar las parcelas cultivadas de huertas familiares que se suceden a lo largo del río.
Cuando nos aproximamos el paisaje espectacular y de fuerte colorido rojo (rodeno del Buntsandstein) nos saluda. Las estrechas callejuelas impiden el paso al tráfico rodado por lo que si hemos utilizado un vehículo para desplazarnos nos vemos obligados a dejarlo a la entrada de Peñas Royas.
Un merendero de reciente construcción, a la orilla del río nos invita a reparar fuerzas a la vuelta de nuestro recorrido.
La entrada principal se realiza a través del llamado barrio de la Calabaza que desemboca en una larga y estrecha calle que atraviesa el barrio.
Iglesia de Santa María

El núcleo de la población ofrece un pintoresco conjunto construido con la piedra de rodeno aprovechando el afloramiento de dicha roca en sus alrededores. Su arquitectura popular está bien conservada, predominando los edificios de tres alturas y la abundancia de solanares. Sus fachadas asoman encaladas hacia sus vías principales, y con material visto -piedra o tapial- hacia las traseras.
En su recorrido puede admirarse la iglesia de Santa María la Mayor, pequeño templo construido en mampostería y sillería de rodeno en las esquinas.
Adosado a la iglesia se halla el antiguo ayuntamiento; su planta baja formada por dos arcos de medio punto sobre la columna central de orden dórico, sirvió antiguamente como trinquete. Al igual que el resto de edificaciones, predomina en su construcción la sillería de rodeno rojo.
Eras empedradas

Tras cruzar el pueblo, siguiendo la dirección del río, y ya en las afueras del casco urbano, se localizan una serie de eras empedradas, de especial atractivo, que además de estar construidas con losas de arenisca roja, intercaladas con calizas, en muchos casos forman figuras geométricas.
Grabados rupestres

Dejando atrás las eras y siguiendo una estrecha senda que nos llevará a otros parajes de impresionante belleza, encontramos a la izquierda de la senda una losa situada sobre una fuerte pendiente, donde se hallan los grabados rupestres, que nuestros antepasados dejaron como testimonio de su actividad artística y ritual. Son los únicos existentes en el Parque Cultural del Río Martín.
Pozos Bolletes

No hay comentarios:

Publicar un comentario