Quiero ver cuajar, en oro, / los silencios de la tarde, / cuando el sol duerme en mi pueblo, / en sus piedras y en mi carne. (A.H.Q.)

Ermita de Los Santos

LA ERMITA Y SUS SANTOS
https://books.google.es/books?id=8ERFrYv9VAIC&printsec=frontcover&hl=es&source=gbs_ge_summary_r&cad=0#v=onepage&q&f=false
Pinchando en la imagen se accede al libro completo en Google books
En el libro "Aragón Reyno de Christo, y dote de María Santísima" de Fray Roque Alberto Faci (1750), página 234, se habla de la ermita de Los Santos.

A continuación transcribo el texto:

San Fabián y San Sebastián mártires, venerados en el lugar de Martín, aldea de Montalbán.

Venera el lugar de Martín, aldea de Montalbán, en sus términos, las imágenes milagrosas de San Fabián, y San Sebastián, en una ermita tan antigua, que de su erección no se halla principio en memorias antiguas de su iglesia parroquial. Siempre fue grande la devoción de Martín a sus ínclitos mártires; pero recibió singular aumento en el año 1522, en que se tocó por sí misma la campana de dicha ermita, como consta del testimonio auténtico, que del suceso milagroso recibió Bernat de Esplugas, notario, en 6 de marzo de dicho año; y aunque el acto referido, (que se conserva en el archivo de la iglesia de Martín) no dice el motivo, que tuvo aquel toque milagrosos; se creyó piamente, fue en ocasión de venir las reliquias de los Santos Mártires, desde Roma a dicho pueblo, las cuales se conservan hoy en su parroquial, y de esta venida de reliquias consta por la tradición de unos a otros, como dejó notado (vivía año de 1678) el doctor Miguel Marco, cura de la iglesia de Martín; y lo aseguran varios sujetos de este pueblo, de mucha edad, y verdad. En  tiempo de peste se han visto muchos milagros en la salud de los devotos de los Santos Mártires: El lugar de Aguilar, de la Comunidad de Teruel, afligido de una enfermedad contagiosa, vino en procesión a esta ermita, y sabiendo uno de los enfermos, que se hacía este obsequio a los Santos Mártires, se levantó de la cama, y siguió la procesión, y con el favor de los Santos Mártires, sanó tan perfectamente, que llevó a la vuelta, un estandarte en la procesión. Este favor fue auténtico, aunque hoy no se halla su testimonio; pero vive hoy, quien lo ha visto, y leído; y se ve la historia de este milagro en el retablo mayor de dicha ermita. Entre otras presentallas, que hay en la Capilla de los Santos Mártires, se ve un cuadro de los Santos, con la memoria de quien lo dio, que fue Joseph Escriche, maestro cirujano, por haber quedado libre del contagio, habiendo asistido en la ciudad de Zaragoza a muchos enfermos en el año de 1653, cuya relación de enfermos, peste, y los remedios entonces saludables, escribió el mismo en el año de 1655.

Todos estos, y otros favores, que han hecho los Santos, curando tullidos, mancos, y otros enfermos, han llamado la devoción de los lugares vecinos a esta ermita; de manera, que todos los años hacen varias prociones a ella, implorando su favor, y patrocinio. Este experimenta el lugar de Martín, singular en librarse sus cosecha de la plaga de la piedra, pues afirman sujetos de edad de 80 años, que ni han visto, que jamás haya caído piedra en sus términos, si no es, levantada la cosecha. Todos son beneficios de patronos tan soberanos, y cuyo culto aumenta cada día aquel pueblo agradecido.
La iglesia de los Santos es bastante capaz, y adornada. Las imágenes de los Santos Mártires son de pincel primoroso, y muy antiguo. La fiesta de estos patronos se celebra en dicho pueblo con mucha solemnidad, y devoción; y todos deben venerarlos con esta, porque son el asilo de sus devotos en la plaga más horrorosa, que suele exterminar provincias enteras, como de esto se oyen, y leen lastimosas experiencias.

LA ROMERÍA

Cincuenta días después del Domingo de Pascua (Pentecostés), se celebra una romería a la ermita de los Santos, en honor de los santos Fabián y Sebastián. Dista de la localidad unos 6 Km. Antiguamente se realizaba el trayecto andando, ahora es el coche el modo mas común para ir a la ermita.  Día de confraternización entre los vecinos con la tradicional comida campestre.  Siempre se celebra en lunes.



Recuerdos de Marisol Irisarri (del blog Crónicas Montalbinas)


Me llamo Soledad y nací en Montalbán hace ya unos cuantos años, suficientes para recordar una lejana infancia y no tantos como para haberla olvidado. 
Como la Romería de los Santos no había una fiesta igual. Era el momento en que todo el mundo estaba entretenido preparando la ocasión. 
Un recuerdo especial que viene a mi mente, es la figura de una señora a la que llamaban "La Santera", y a la que en este momento del año todo el mundo obsequiaba con algo de comida, ya fueran pastas, bien morcillas u otro tipo de viandas. Este era el obsequio que se le ofrecía por cuidar la Ermita y por ofrecer agua de sus tinajas, bien más que apreciado. 
Del famoso horno de La Riera (del que hablaré en otro momento), cabe decir que en estas vísperas, era también utilizado por las mujeres que hacían magdalenas. Uno sabía que se encontraba en este momento del año, porque no había calle en el pueblo que no oliese a rico dulce. Otro producto artesanal y no menos rico, eran las llamadas tortas de chicharrones, cocidas también en el horno de la Riera.

Artículo publicado en Cantalobos

Interior de la ermita
Los Santos antes de la restauración
fam_ana001
Foto cedida por Carmen Quílez. Año 1956
 
 
santos001
Fotos J.L. Secanella
santos003
Romería a Los Santos
28918171
Fotos: Jemonbe
28918172
Los Santos en la actualidad
28918173

No hay comentarios:

Publicar un comentario