Quiero ver cuajar, en oro, / los silencios de la tarde, / cuando el sol duerme en mi pueblo, / en sus piedras y en mi carne. (A.H.Q.)

El río Martín

El nacimiento del río Martín no está lo suficientemente claro, ya que son varios los municipios que pretenden hacer suyo el nacimiento de éste; pero es a partir de la localidad de Martín del Río donde éste se configura como tal. Hasta esta población se encuentra muy ramificado, estando formado por varios afluentes, entre los que destacan los barrancos de Segura y Carbón. Este último está configurado por el de Fuenferrada y sus afluentes que, junto con el anterior, se juntan cerca de la población de Vivel del Río. Otra de las ramas de la cabecera del río está formada por los ríos de la Rambla y de las Parras. La Rambla tiene su nacimiento en el barranco de Portalrubio, siendo alimentado por las aguas de los torrentes que bajan del Morrón de Manzanares y de la Peña Navarra. Por otro lado, el río de las Parras se configura con el río Sargal y varios barrancos cuyas fuentes se encuentran muy cerca de la cabecera del río Guadalope.
 
Aguas abajo de Montalbán este río recibe las provenientes de los ríos Palomar y Ancho. En el término de Obón se ve alimentado por las aguas del río Cabra. En el de Alcaine, por el río Radón y un poco más abajo, por el río Seco y el Escuriza, pero hay que tener también en cuenta las aportaciones de numerosos barrancos y arroyos a todo lo largo del mismo.
 
rieranevada1 Una vez las aguas del Martín dejan el término de Montalbán, éstas se dirigen hacia Obón llegando luego a la población de Alcaine, donde se encuentra la cola del embalse de Cueva Foradada, situado en el término de Oliete y destinado a la consolidación de riegos en la vega baja del Martín. A partir de aquí, el curso del Martín pasa por poblaciones más o menos importantes como pueden ser Albalate del Arzobispo, Híjar, Samper de Calanda, etc. Ya aguas abajo, éste va a desembocar al río Ebro a la altura de Escatrón.
 
Desde su nacimiento a su desembocadura, el Martín ha recorrido 116 km., ha pasado de una altitud de 1550 m. (en su cabecera) a 143 m. (en su desembocadura) en Escatrón y hace una aportación media anual al Ebro de 115 Hm3
 
rieranevada2 Las aguas del río Martín, a lo largo de su historia, han sido aprovechadas de una u otra manera. Con sus aguas se regaba y se riega toda la vega existente en Montalbán; a su vez, mediante una derivación de sus aguas se alimentaban una serie de molinos harineros y de producción de electricidad, existentes en todo el término de Montalbán y, anteriores a estos, se alimentaban con las mismas aguas los batanes o mazos hidráulicos para tundir las pieles y los paños, lo que hace pensar en la existencia en el pasado de numerosos telares de cáñamo, lienzos y bayetas.
 
La fauna de este río prácticamente llegó a desaparecer pero en la actualidad pueden encontrarse barbos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario