Quiero ver cuajar, en oro, / los silencios de la tarde, / cuando el sol duerme en mi pueblo, / en sus piedras y en mi carne. (A.H.Q.)

Arco de la calle Santa Engracia

Arco de la calle Santa Engracia
Es el único arco que conserva las puertas. Señala el camino hacia la ermita del mismo nombre (ya desaparecida). El portal es la salida este de la villa, en dirección al valle del río Martín. Se construyó en 1363 (como otros portales y parte de la muralla) con motivo de la guerra de los dos Pedros. Es un arco apuntado de sillería que arranca desde el suelo. En el interior presenta un arco apuntado muy rebajado, situado a partir de la altura de la clave exterior para albergar el mecanismo de las puertas.
Enfrente del portal, intramuros, puede verse un conjunto de dos edificios con medianil, de tres plantas, son de tipología medieval, los dos pisos superiores vuelan considerablemente, conservan algunos huecos de ventana pequeños, con derrame hacia el exterior que favorece la entrada de luz e impide el frío, y alero de madera. 
Portal de Santa Engracia después de las obras de restauración. Vista desde extramuros

Portal de Santa Engracia. Vista desde extramuros con las puertas cerradas

Año 1964. Portal de Santa Engracia. Vista desde intramuros

Año 1994. Portal de Santa Engracia. Vista desde intramuros

El portal de Santa Engracia, fachada sur, en la actualidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario